jueves, 28 de febrero de 2008

Cumpleaños o muerte

Si tuviera que elegir un día para no vivir o para no despertar sin ninguna duda elegiría el de mi cumpleaños. No quisiera estar allí. No quisiera levantarme de la cama. Se que una vez que mis pies toquen el helado piso de una primavera que se hace rogar, mi felicidad era disminuyendo minuto a minuto. Pronto el teléfono empezará a sonar y los sabios de los buenos modales aturdirán mis oídos. Jamás cambiaran su rutina, la repiten año tras año:- Feliz cumpleaños, repiten , deseándome algo que no deseo. El más original me canta la canción de feliz cumpleaños y seguramente luego se vaya a dormir una siesta con la satisfacción del deber moral más que cumplido. El mundo quiere que sea feliz porque cumplo años.
- Es tu día, la tenes que pasar bien.- me obligan del otro lado del teléfono. Parece que mañana ya no voy a tener derecho a la felicidad.
No me hace feliz cumplir un año más, ¿Hace falta que lo explique? ¿Qué tiene de bueno? ¿Que ya pasaron años que ya no van a volver? ¿ Que ahora tengo un año menos por vivir y otro más que recordar?
Los regalos hoy me son indiferentes, ya no hay bicicleta ni pelota, ni videojuego que pueda transformar mi vida.

Mensaje de texto:

¿Cómo andas querido?¿Como la estas pasando? Feliz cumpleaños, que termines muy bien tu día. El Mono.

El mono es uno de esos tipos que ya no quedan, esos tipos que tienen códigos de bar, que guardan bajo siete llaves los secretos de sus amigos, que nunca buchonea a nadie, aunque él corra peligro. Su mensaje me demuestra lo ridículo de este día.
Otro más , llama por teléfono, no se quien es, pero siempre me llama para el cumpleaños, a veces sospecho que es una grabación, otras pienso en preguntarle quien es, pero me daría pena cortarle el juego u que se desilusionara al enterarse que lo desconozco. Cuando me llama este, siempre pienso que el estado debe brindar un servicio para que alguien llame a las personas que no tienen quien les diga feliz cumpleaños y así evitan los suicidios. Tal vez de ahí provenga la utilidad del D.N.I. Por eso, por las dudas, me encargo de perderlo con suficiente asiduidad.
Ya no atiendo mas el teléfono , en realidad nunca lo atiendo, ni siquiera cuando no cumplo años, me cansa , nunca es para mí, pero viene mi hermano y me dice: Déjate de joder, si sabes que va a ser para vos. Así que vuelvo a la fastidiosa rutina.
Ahora otro propone que me emborrache hasta la médula por la noche.
-Hoy no tengo ganas, ¿No puedo emborracharme mañana?- le preguntó. Pero mi solicitud es denegada:No, boludo, hoy es tu cumpleaños.

6 comentarios:

safo dijo...

EEEqué mala onda che!!1
ah me olvidabaFELIZ CUMPLEEEEE

un mero individuo dijo...

Mientrás más gente invitás o se invita a tu cumpleaños menos amigos tenes

Conjuro dijo...

La verdad es que no me jode tanto el cumpleaños, el que sí me molesta es el Dia del Amigo.
Nunca estoy seguro de a quién saludar. Encima si alguien del que dudabas fuera tu amigo te saluda, no te queda otra que devolver el abrazo.
Es medio boludo, pero a mi me complica.

Sweet Carolaina...Arengando a la Gilada...Por un mundo Menos Pedorro... dijo...

ODios Cumpllir años!!!!!! Que lindo texto!! Me encantó. sigo leyendo... saludos

Marcos dijo...

coincido con conjuro.
aunque igual, para le día del amigo yo me ahorro el trabajo y solo saludo a la gente con quien me llevo bien, tengo confianza y por lo menos me trato asiduamente desde hacen 10 años.
Y esa es una de las ventajas de cumplir años, podés mirar para atrás y entender mejor quien es quien.

sigo leyendo

Marcos dijo...

si querés lee esto (no sea cosa que te caiga mal): feliz cumpleaños

:)