viernes, 18 de abril de 2008

Normales

Nada más triste que una persona normal.
La gente normal es tan normal que no puede hablar sin antes decir hola.
Las personas normales son aquellas que son iguales a todas las demás. Nada más triste que eso.
La palabra normal es la más fea de la lengua española.
Los normales quieren ser normales, el objetivo en sus vidas es conseguir ser normales, lo que demuestra ellos un faltante absoluto de utopías.
La palabra normal más allá de que empiece con la palabra no- lo cual ya es un muy mal presagio, puesto que la palabra no indica una imposibilidad para realizar algo- tiene dos sílabas: la primera es nor y hace referencia al norte, a la búsqueda de un norte, un camino. Se puede inferir sin que sea necesario demasiado análisis que la gente normal busca un camino. La segunda sílaba es mal, lo que certifica que las personas normales están buscando mal el norte, es decir que buscan los caminos erróneamente. En conclusión la definición más acorde a persona normal es la siguiente:
Persona que no busca los caminos. Persona estática. Persona que rechaza cambios en el orden general establecido.


La gente normal no tiene individualidad, es aquella a la que no se puede distinguir de las otras; la gente normal no tiene identidad.
La gente normal es aquella a la que idolatra el poder. La gente normal es la que calla, la que silencia, la que otorga, la que no se queja, la que no protesta..
La gente normal no se sienta a ver el amanecer.
La gente normal es tan normal que no puede hablar sin antes decir hola.
Para la gente normal todos los días son iguales, nunca nada cambia, solo cambia la muerte. Para ellos ayer es lo mismo que hoy.
La gente normal ve pero no observa.
Las personas normales nunca fracasan…
Hay personas normales que no creen en dios, por eso les roban a los que sí creen…
A la gente normal le da vergüenza llorar.
La gente normal duerme pero no sueña… no vaya a ser cosa de que ande perdiendo el tiempo con cosas que nunca sucederán..
La gente normal ha perdido la capacidad de reconocer el aroma de las flores
La gente normal escapa de las olas
La gente normal no escribe, no pinta, no dibuja, no lee, no mira, no huele….esta definitivamente condenada a la extinción.
La gente normal no puede disfrutar de la calma de un río.
La gente normal siempre anda descansando de andar perdiendo el tiempo.
Cada vez hay más personas normales pero a la vez están desapareciendo porque los hombres existen cuando son divisados por otros hombres, y a ellos ya no se los puede distinguir.

9 comentarios:

Marchante dijo...

no sé si normal....estandar. Esa es la gente que me molesta.
La gente que entra bien en cualquiera de las frases que empieza con
"la gente piensa tal o cual cosa" o "a todo el mundo le gusta"

Gustavo dijo...

Es normal que pienses así :P

cla dijo...

que buen texto
hace tiempo no leia algo q me gustara tanto
entre parentesis, mucha semiologia ahi? jaja nunca se me hubiera ocurriod desglosar la palabara normal de esa manera jaja
solo pido y ruego ser a-normal (o norbien!)

Estrella dijo...

Pobres los normales, los mataste.

Pato dijo...

Perso, recien veo tu intento de contacto en el blog de leonardo ferry, soy "anonimo" (en realidad "la") de la comunidad terapeutica. si todavia estas interesado, decime cómo y te cuento del taller y de la comunidad...nada que ver con los "normales" jaja

Perso dijo...

es una joda? No recuerdo haber contactado a nadie en ese blog. Como podrás ver no estoy muy interesado en formar parte de una comunidad terapeútica....

Pato dijo...

NO ES UNA JODA...ESTO NO ES TUYO???
(Así aparecio en "cronicas del planeta argentino" de ferry...) clickeando en tu nick aparece tu perfil...

"perso dijo...
che anónimo , me gustaría contactarme x vos , quisiera saber del taller de periodismo de la comunidad terapeutica"

16 de noviembre de 2007 05:11"

WaitMan dijo...

Muy buen texto.
Podría agregar que la gente normal actualiza sus blogs semanalmente.

Nito dijo...

Gracias infinitas y melancólicas por levantarme el ánimo... ahora sé por qué pierdo la mirada en el fondo de los vasos y en los horizontes que yo mismo me construyo... supongo que no soy normal. Y eso me alegra gracias a vos. ¡Saludos cósmicos!